La primera aparición de la Virgen María, a Maria do Carmo, tuvo lugar el día 2 de mayo de 1994. A Edson Glauber, su hijo, el día 31 de mayo de 1994, mientras él y su madre, rezaban el rosario en casa. Desde entonces la Virgen, San José y Jesús continúan transmitiendo mensajes y oraciones para difundir la devoción en todo el mundo a sus tres Sagrados Corazones.

Los mensajes originales están expuestos en portugués en:

As aparições da Virgem Maria no Amazonas

miércoles, 3 de junio de 2020

Mensaje del Glorioso San José 3 de junio 2020


3 de junio 2020 – Manaos, Amazonas, Brasil

Mensaje  del Glorioso San José

 

¡La paz a tu corazón!

Hijo mío, mira para mi Hijo Jesús, en mis brazos, y encontrarás el verdadero amor y tendrás fuerzas para caminar con más fe y confianza, en este mundo, proclamando sus verdades eternas y su amor divino a las almas. Él es aquel que vendrá sobre las nubes de los cielos y todos los ojos lo verán, hasta mismo los que los traspasaron y todas las naciones de la tierra se lamentarán a causa de Él. Él es el Alfa y el Omega, aquel que es, que era y que ha de venir, el Primero y el Último, aquel que vive. Él estaba muerto, mas, como ves, está vivo por los siglos de los siglos y Él tiene las llaves de la Muerte y del Abismo.

Cuando tú no tienes más fuerzas y no puedes hacer nada, él puede y lo hará.

Cuando intenten impedirte hablar de sus palabras y de su amor, que son eternos, acuérdate de lo que Él dijo: el cielo y la tierra pasarán, más mis palabras no pasarán. Por eso, hijo mío, ocúpate con diligencia de las obras del Señor, cuida santamente de su viña, pues, el siervo prudente es aquel a quién el Señor, al volver, encuentre así ocupado. A este siervo Él ha de confiarle todos sus bienes.

Toda persecución y desprecio contra las obras de Dios no son nada más que la envidia espiritual, plantada y crecida, en los corazones de los hombres. La envidia animada en los corazones de los hombres causa grandes daños en las almas. Cuantas almas arruinadas a causa de la envidia. Muchos entristeces al Espíritu Santo de Dios, con el cual todos fueron sellados para el día de la redención. Liberaos, por tanto, de toda amargura, indignación e ira, griterío y calumnia, así como toda maldad. De la envidia nace la mentira. Acuérdate de que Pedro, dijo a Ananías: Ananías, porque llenó Satanás tu corazón, para que mintieras al Espíritu Santo…, no fue a los hombres que tú mentiste, mas a Dios. Quién miente al Espíritu Santo niega su divinidad, pues Él es Dios. El pecado contra el Espíritu Santo lleva a la muerte del alma, pues del Espíritu Divino no puede habitar en un alma envidiosa y mentirosa, que los expulsa de su interior, a causa de su malicia.

Entra en mi Castísimo Corazón y aprenderás la verdadera Sabiduría que viene de Dios y, así, serás agradable a su Divino Corazón y recibirás de Él, más todavía, en tu vida, nuevas bendiciones y nuevas gracias, que iluminarán y guiarán tus pasos.

Ama, ama, ama, hijo mío, pues solamente los que viven de amor heredarán el reino de los cielos.

¡Yo te bendigo!


Mensaje de la Reina del Rosario y de la Paz 2 de junio


2 de junio 2020 – Manaos, Amazonas, Brasil

Mensaje de la Reina del Rosario y de la Paz


¡La paz a tu corazón!

Hijo mío, muchos seréis perseguidos, mas no temáis. Entregaos directamente a la protección del Señor, porque Él se complace en salvar a aquellos que creen, por medio de la locura de la predicación.

A muchos os llamarán locos y débiles, mas acordaos, hijos míos, que la locura de Dios es más sabia que la sabiduría humana, y la flaqueza de Dios es más fuerte que la fuerza de los hombres.

Dios siempre escoge las cosas locas del mundo para avergonzar a los sacerdotes y escoge las cosas débiles del mundo para avergonzar a los fuertes.

Los más insignificantes de este mundo, los más despreciados y los que no son nada, reducirán a nada a los que son, para que nadie se vanagloria delante de Él.

Éste es el tiempo de que vosotros uséis las armas más preciosas, en esta gran batalla espiritual, entre el bien y el mal: la Eucaristía, la palabra de Dios, el Rosario y el ayuno hecho con amor, como un acto de reparación y de penitencia por vuestros pecados y por los pecados del mundo.

Satanás actúa ferozmente porque quiere reducir a la Santa Iglesia a nada, porque vosotros lo permitisteis, no escuchando y no poniendo en práctica mis llamados.

¿Cuándo os decidiréis a escuchar y a creer en mis palabras de Madre muy preocupada con vuestra felicidad y con vuestra eterna salvación?

Mi Inmaculado Corazón está herido y sangrando, a causa de vuestra incredulidad, de vuestra desobediencia y dureza de corazón.

Escuchad la voz de mi Hijo Jesús, mis pequeñitos hijitos, obedeced a su llamado santo y haced todo lo que Él os está diciendo, por medio de mí, su Madre Inmaculada. Es Él quien os llama, por medio de mí.

Convertíos, pues esta es la hora, antes de que los días se vuelvan más perturbados, con pruebas mucho mayores y más dolorosas, volviéndose más difícil la conversión para muchos.

 

La Madre Santísima, habló conmigo algunas otras cosas personales y después me dijo:

 

Muchos no comprenden la importancia de la presencia de mi esposo José y del poder de su intersección, en estos tiempos actuales, para la Santa Iglesia y para el mundo, mas cuando los secretos comiencen con los grandes acontecimientos que ocurrirán uno detrás de otro, los ojos de muchos se abrirán y comprenderán el porqué el Señor ha pedido que todos amaran y honraran a San José, colocándose debajo del Manto Sagrado de su protección paterna. He aquí que los tiempos están maduros. ¡Convertíos, convertíos, convertíos!

¡Yo te bendigo!


Mensaje de la Reina del Rosario y de la Paz 1 de junio 2020



1 de junio 2020 – Manaos, Amazonas, Brasil

Mensaje de la Reina del Rosario y de la Paz 

¡La paz a tu corazón!

Hijo mío, la cruz será pesada para muchos, mas diga a mis hijos que no teman las pruebas ni las persecuciones que vendrán, porque Dios nunca os abandonará. Él está siempre con todos aquellos que lo obedecen y que combaten el mal, por amor de su Santo Nombre.

Aquello que vosotros no podéis hacer, Dios lo hará y cuando queráis combatirlos y silenciarlos Dios os defenderá y hablará por vosotros a los hombres de corazón endurecido y ciego. Confiad siempre en la acción del Señor y su bendición y protección estará siempre sobre vosotros y sobre vuestras familias.

¡Yo te bendigo!

sábado, 30 de mayo de 2020

Mensaje de la Reina del Rosario y de la Paz 30 de mayo


30 de mayo de 2020 – Manaos, Amazonas, Brasil

Mensaje de la Reina del Rosario y de la Paz

 

¡La paz a tu corazón!

Hijo mío, el Corazón del mi Hijo Jesús es Divino y Santo, mas no es amado por muchos ni adorado. La Eucaristía es el Corazón de la Iglesia y, nunca como hoy, está siendo tan ultrajada y despreciada.

Mi Corazón Inmaculado sufre, hijo mío, porque Jesús está siendo muy ofendido. Los hombres perdieron el respeto a lo Sagrado y ya no saben más quién es Dios para ellos, porque quieren dar disculpas y respuestas a sus actos y ultrajes hacia el Señor, como si nada hubiera ocurrido.

Si cada pecado y ultraje cometidos contra la Eucaristía, por un alma, no quedan sin un justo castigo, que ya es terrible, mucho más son tremendos los castigos, cuando estos pecados y ultrajes son cometidos por los ministros de Dios, por sus diócesis y parroquias enteras.

Reza, hijo mío, reza y ofrece reparación a la Majestad Divida ultrajada, en caso contrario, el Señor permitirá que un castigo más doloroso y terrible hiera a la humanidad, a causa de la falta de fe y de respeto hacia su presencia real y divina en la Santísima Eucaristía, hacia su Santa Iglesia y hacia sus enseñanzas y Leyes divinas que fueron despreciadas y no son más vividas.

Ayunad, ayunad, ayunad, habituaos a comer poco, pues llegará una gran hambre en el mundo. Acordaos, hijos míos: no sólo de pan vive el hombre, mas de toda palabra que sale de la boca de Dios… mas, si muchos no leen y no viven las palabras de Dios y, mucho menos, se acuerdan de ellas, ¿cómo podrán sobrevivir y permanecer firmes en la fe?

Solamente los que estén unidos a mi Hijo sabrán soportar los tiempos difíciles que vendrán sobre el mundo entero. ¡Sin Jesús vosotros no podréis hacer nada!

Yo te bendigo, hijo mío, y a toda la humanidad: ¡en nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo! ¡Amén!


sábado, 23 de mayo de 2020

Mensaje de la Reina del Rosario y de la Paz 23 de mayo

  

23 de mayo de 2020 – Manaos, Amazonas, Brasil

Mensaje de la Reina del Rosario y de la Paz

¡La paz a tu corazón!

Hijo mío, reza y haz que muchos recen, porque los tiempos son malos y son necesarias muchas oraciones para detener el mal que avanza dentro de la Iglesia de mi Hijo Divino y en el mundo. Grandes calamidades se abatirán sobre la pobre humanidad, a causa de los pecados de los Ministros de Dios y de sus vidas corrompidas que llevaron a muchos fieles al error y al pecado.

Sobre la cabeza de muchos de ellos, pesa la gran sentencia de la justicia divina. Los escándalos y la falta de respeto a lo sagrado llegaron a tal punto que los ángeles y los santos del cielo miran aterrorizados la Iglesia de mi Hijo Jesús y las celebraciones eucarísticas, viendo cuánto ellas se volvieron sacrílegas, con tantos ultrajes, falta de amor y de respeto para con el Sagrado Cuerpo de mi Hijo Divino, en la Eucaristía.

La confusión reina dentro de la casa de Dios y los pecados y los ultrajes aumentaron en proporciones terribles. Culpa mayor tienen aquellos que permitieron tal atrocidad y falta de respeto, dentro de la casa de Dios, y mucho más todavía, tienen los que están bien encima de ellos, en el episcopado y en el gobierno de la Santa Iglesia. Cada ofensa y ultrajes cometidos contra mi Hijo Divino y contra la fe, escandalizando a los fieles, serán tenidos en cuenta severamente por el Padre Eterno, cada uno de ellos. Las ovejas sufren, porque no tienen más santos pastores iluminados, corajosos y llenos de fe que las conduzcan a los pastos seguros.

Las ovejas están hambrientas y sedientas de la luz, de la gracia y de las verdades eternas, mas sólo encuentran desolación y tristeza.

Reza, hijo mío, reza por la Santa Iglesia y pide a todos que doblen sus rodillas en el suelo, suplicando la fuerza, la luz y la gracia de Dios para los pastores que flaquearon en la fe y que ya no saben más ser verdaderos pastores.

Yo oro, pidiendo delante de la Santísima Trinidad, la misericordia y la gracia divina para todos ellos y para todos los hijos míos que confían en mi intercesión maternal.

 

Madre Santa, y ¿cuándo llegarán los momentos de alegría y de triunfo?


Hijo mío, ahora es el momento de la purificación, de las persecuciones y de los dolores. Solamente después que la Iglesia pase por su Calvario más doloroso es que vivirá el triunfo de mi Inmaculado Corazón, preparado por el Señor, a todos aquellos que sean fieles hasta el fin.

Con la oración y la confianza en Dios, cada uno de mis hijos ya vivirá y sentirá la aproximación de este mi triunfo en sus corazones, porque el amor de mi Hijo Divino y mi amor de Madre, os consolarán siempre y darán fuerzas a vuestras almas atribuladas, que esperan los tiempos nuevos, preparados para el Señor.

Recibe mi amor y mi paz. Yo te bendigo: en nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. ¡Amén!







 

lunes, 18 de mayo de 2020

Mensaje de la Reina del Rosario y de la Paz de 16 de mayo


16 de mayo de 2020 – Manaos, Amazonas, Brasil
Mensaje de la Reina del Rosario y de la Paz

¡La paz a tu corazón!

Hijo mío, yo tu Madre, vengo del cielo para decirte que permanezcas siempre fiel a mi Hijo Jesús, incluso en las mayores pruebas, por todo aquello que ahora deberá ocurrir en el mundo.

Ya te alerté sobre la decadencia de la fe, de las infidelidades del clero y sobre las terribles pruebas que deberán soportar los muchos fieles que guardan el testimonio de mi Hijo Jesús Cristo.

Grandes ultrajes y cosas jamás pensadas acontecerán dentro de la Casa de Dios escandalizando todavía más a los fieles y, a causa del escarnio de la fe, muchos desacreditarán en la Iglesia de mi Hijo Divino.

El odio de Satanás contra la Iglesia y contra la Eucaristía se volvió más feroz y visible, como nunca aconteció antes, porque sus agentes satánicos y masónicos inseridos dentro de la Santa Iglesia actúan incansablemente para que el precioso Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de mi Hijo Jesús Cristo sea despreciado, pisado y ultrajado, como una cosa sin importancia, que no merece el respeto y la adoración debidos.

 

Muchos hacen preguntas y desean una luz sobre cómo deben comportarse y recibir a Jesús en la Eucaristía, en estos tiempos oscuros.

 

Las disposiciones para distribuir o recibir a mi Hijo Jesucristo en la Eucaristía continúan siendo las mismas en el cielo. Ellas no cambiaron en el cielo a causa de las órdenes y leyes humanas. Son los hombres los que deben obedecer las órdenes divinas, la tradición de la Santa Iglesia y su verdadero Magisterio y no es Dios el que se deba someter a los errores y cambios hechos por los hombres incrédulos, que actúan para la realización de sus intereses pecaminosos, con la persecución a la Iglesia y a la fe. A Dios no se le engaña y no se le hace burla.

Recibid siempre a mi Hijo Jesús dignamente en la boca y de rodillas. No aceptéis, si os fuerzan, a hacer lo contrario.


En cuanto a la pregunta de …


Los sacerdotes jamás deben celebrar el Santo Sacrificio con máscaras y guantes. Es una falta de respeto a Dios, el Señor del cielo y de la tierra, y un ultraje al Misterio tan Santo y Sublime que ellos celebran.

Que ellos jamás toquen el Cuerpo Sacrosanto de mi Divino Hijo ni lo distribuyan a los fieles usando guantes. No ofendan más a Nuestro Señor Jesucristo que ya está muy ofendido.

En Fátima os dije que Rusia esparciría sus errores, promoviendo guerras y persecuciones a la Iglesia, que los buenos serían martirizados y que el Santo Padre sufriría mucho.

Vosotros estáis viviendo estos días y veréis que las persecuciones y los sufrimientos aumentarán cada vez más, llegando hasta el punto de celebrar el Santo Sacrificio de mi Hijo a escondidas, si lo desean celebrar de la forma correcta, justa y santa como Dios desea.

Este mal contra la Iglesia de mi Hijo y contra la Eucaristía comenzó a ser inserido en medio de los Ministros de Dios a partir de 1960. Era necesario en el plan masónico, que los Ministros de mi Hijo se adhirieran a las ideas modernas y mundanas, dejando de lado la vestimenta sacerdotal y las celebraciones del Santo Sacrificio, realizadas antiguamente, en la forma Tridentina.

Cuántos males podrían haber sido evitados si no se hubiesen quitado este don sublime a los fieles, haciéndoles tener una visión distorsionada del Santo Sacrificio Divino a un mero banquete!

Cuántas almas sacerdotales se condenarán eternamente al fuego del infierno y cuantas otras corren el mismo peligro, por haber sido infieles al Señor, permitiendo, así, muchos errores teológicos e ideas mundanas que conducen muchas almas, actualmente, al abismo de la perdición.

La Iglesia fue herida fuertemente en ese periodo y hoy, una vez más fue herida y está sangrando abundantemente, porque el golpe que le dieron fue profundo, haciéndola tambalearse y perder la fuerza, creando una nueva humanidad sin Dios, que acepta todos los tipos de errores como si fuesen verdades, enseñando a las almas como si Dios estuviese presente en todos estos errores y aceptase tan semejante disparate.

Dios es uno sólo: escucha, Israel, el Señor nuestro Dios, es el único Señor.

El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo son el único Señor del cielo y de la tierra. Fuera de él, no existe otro Dios y Señor y fuera de la Santa Iglesia, fundada por mi Hijo Jesucristo, por la acción del Espíritu Santo no hay salvación. Los que no crean en estas verdades no entrarán en el reino de los cielos. Enseña eso a todos. Ilumina a las almas, para que abran sus corazones a las verdades divinas y se salven.

¡Yo te bendigo!


jueves, 14 de mayo de 2020

Mensaje de la Reina del Rosario y de la Paz 13 de mayo de 2020



13 de mayo de 2020 – Manaos, Amazonas, Brasil

Mensaje de la Reina del Rosario y de la Paz

¡La paz a tu corazón!

Hijo mío, reza mucho, porque el mundo precisa de mucha oración, pues está para ser castigado terriblemente por la justicia de Dios.

La humanidad llegó al borde del abismo y en él muchos hoy ya están cayendo, siendo llevados por los demonios al infierno, porque no vivieron unidos a Dios, mas dudaron de la presencia del Señor en la Eucaristía, no creyeron más sus santas palabras, rechazando sus leyes Divinas, transformando la Casa de Dios en una guarida de ladrones y de terribles ultrajes.

Hijo mío, nunca como hoy Satanás ganó tanto poder y espacio para actuar dentro de la Iglesia de mi Hijo Divino. Está consiguiendo su intento maligno de destrucción de la fe en muchas almas, llevándolas a la negación de Dios y de las verdades eternas, haciéndolas aceptar su veneno mortal de errores y de mentiras, que llevan a una vida sin Dios, lejos de su amor divino.

La verdad y la vida eterna se encuentran solamente en Dios, en mi Hijo Jesucristo. Jesucristo está muy ofendido. Su Divina Justicia desea castigar a los pecadores, por su indiferencia y desprecios hacia mí, su Madre Inmaculada.

Hijo mío, repara los terribles pecados contra mí cometidos. Éstos pecados atraen sobre los pecadores terribles castigos y flagelos. La Justicia de mi Divino Hijo no puede soportar más a estos pecadores y sus desagradecimientos. El Ángel del Señor está con la espada de fuego levantada y con ella desea herir de forma más intensa al mundo entero, a todos aquellos hijos míos que no quisieron arrepentirse, corrigiéndose de sus pecados, ni haciendo reparaciones y sacrificios.

Dentro de vuestras casas rezad mucho la oración que el Ángel de la Paz enseño a mis hijos pastores, postrándoos con el rostro por tierra, suplicando el perdón de Dios para sí mismos y para los pecadores del mundo entero.

Las señales exteriores de la oración y su brillo están desapareciendo, para dar lugar a las densas nubes de las tinieblas y de pecado que envuelve el mundo, que dejó a Dios de lado.

La Iglesia, Esposa de mi Hijo Divino, el Cordero Inmaculado, está viviendo su pasión, las horas de las tinieblas y del abandono, siendo despojada de sus vestiduras y de su esplendor, por culpa de aquellos que deberían amarla, honrarla y defenderla, dando lugar a una falsa iglesia sin luz, sin vida y sin dirección, donde las dudas y las incertezas prevalecen sobre toda la verdad, reduciendo la fe a nada, a meros conceptos humanos y mundanos que no convierten y no salvan a nadie.

Hijo mío, mi Corazón sufre por todo lo que la Iglesia de mi Hijo está pasando y viviendo. Estoy preocupada y afligida, a causa de todo aquello que muchos de mis hijos deberán padecer y soportar, por culpa de los hombres corrompidos y sin fe, que los llevarán a la muerte espiritual de sus almas y por el camino que los conduce al fuego del infierno.

Mi Corazón sangra a causa de los niños y de los jóvenes que perdieron el candor de la pureza, destruyendo la virginidad de sus cuerpos y la inocencia de sus almas y de sus corazones. Todo esto ha contribuido a que el demonio tuviera más fuerza y poder sobre el mundo.

Muchos no comprenden y jamás comprenderán, si no se esfuerzan, el valor de las oraciones de las almas vírgenes y puras en el mundo. Cerrad vuestros ojos para todo lo que es pecado y mundano, para que las flechas inflamadas del enemigo infernal nos os hieran en el alma. Sed de Dios. Amad a Dios.

Ofrecedle vuestras oraciones acompañadas con el suave perfume de vuestras almas impregnadas de pureza, de santidad y de buenas intenciones.

Que la oración sea vuestro encuentro de amor con Dios, aceptando y sometiéndose a su Divina Voluntad, para que sea realizada perfectamente en vuestras vidas. Salvad las almas para el cielo y salvaos a vosotros mismos, siendo obedientes a Dios y a sus llamados divinos, pues sin Él no podéis hacer ningún bien.

¡Yo te bendigo!


Oraciones de Fátima:  https://fatimazoporlapaz.org/oraciones-de-fatima/